El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social

Incentivan de nuevo ahorro para el retiro

Por: Redacción/El Pulso Laboral

06/05/16

En un país donde la población en edad de retiro va en aumento, un ajuste fiscal para este año reincorporó los beneficios que contemplaba la Ley para quienes inviertan en su futuro.

El fisco otorgó la posibilidad de deducir hasta 5 salarios mínimos al año, que son 133 mil 298 pesos, a las aportaciones que hagan las personas físicas a los planes de retiro o el 10 por ciento de los ingresos acumulables en el ejercicio, lo que resulte menor.

Esta partida es adicional a las deducciones personales que pueden incluir las personas físicas en su declaración anual -como gastos médicos, hospitalarios, dentales o funerarios- por un monto igual o el 15 por ciento de los ingresos totales obtenidos en el ejercicio, el que resulte más bajo.

"El estímulo fiscal está condicionado a que el ahorro se deposite directamente en una aseguradora o, bien, en instituciones financieras que operen con planes para el retiro, así como en las Afores", explicó Francisco Javier Saucedo.

El especialista fiscal expuso que para el 2014 y el 2015 las deducciones que podían hacer las personas físicas estaban topadas a 4 salarios mínimos elevados al año, y en ese límite se incluían también otras deducciones personales, con excepción de los donativos y colegiaturas.

Pero a partir del 2016, destacó, el fisco aumentó el máximo de la deducción a 5 salarios mínimos, para deducciones personales, y agregó otro tope para las cuentas especiales para el ahorro, de 152 mil pesos.

Adicionalmente, apuntó, el contribuyente puede diferir el pago de impuestos hasta 10 años después del retiro, por la disposición de los recursos de la cuenta antes indicada, siempre que ocurra después de llegar a los 65 años.

Renata Rodríguez, gerente de Axa México, señaló que el nuevo estímulo permite al sector asegurador promover los planes de ahorro para el retiro como una alternativa para crear un patrimonio y poder afrontar el futuro con recursos suficientes para mantener el estilo de vida.

Refirió que en México la tasa de reemplazo, que es el porcentaje del sueldo que recibiría la persona al llegar a la edad de retiro, es de un 26 por ciento del último salario del trabajador, según la OCDE.

De acuerdo con este organismo, indicó, se requiere al menos el 70 por ciento del último sueldo para continuar con el estilo de vida en la etapa de retiro.

 

también te puede interesar