El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Pega asma hasta a 12% de la población mexicana

Por: Redacción//El Pulso Laboral

Jueves 19 de mayo 2016

 

Se estima que el asma afecta a 300 millones de personas a nivel mundial, mientras que en México la prevalencia oscila entre un 5 y 12% de la población.

Sin embargo, la enfermedad se acentúa en pacientes en edad pediátrica, convirtiéndose en la afectación respiratoria crónica más frecuente.

Se trata de una enfermedad crónica que provoca inflamación y estrechamiento de los bronquios, con lo que disminuye su diámetro interno y se reduce el flujo de aire que entra y sale de los pulmones. Los principales factores de riesgo son la combinación de una predisposición genética y la exposición ambiental que pueden provocar reacciones alérgicas.

En México, este padecimiento es una de las 10 primeras causas de uso de los servicios de salud, especialmente los de urgencias y de consulta externa. Tiene grandes variaciones regionales afectando en mayor medida a pacientes de Yucatán, Tabasco, Veracruz y Guerrero que en los que se encuentran en el Altiplano. El asma se presenta en cualquier sexo, edad, o nivel socioeconómico, pero afecta mayormente a los niños con antecedentes de atopia.

De 2002 a 2011, el asma incrementó su prevalencia en un 52 por ciento en niños mexicanos menores de 5 años, posicionándose como la enfermedad crónica más común de la infancia y primera causa de ausentismo escolar, consultas urgentes al pediatra y hospitalización en el país.

El diagnóstico de asma se basa en el cuadro clínico característico así como la realización de un estudio llamado espirometría. El asma aunque no es curable, puede ser controlada en un 80 por ciento si el paciente utiliza el tratamiento adecuado.

El apego al tratamiento y seguir las indicaciones del médico es determinante para que los pacientes puedan gozar de una mejor calidad de vida. Para aliviar los síntomas y controlar la progresión del asma es necesario administrar medicamentos a largo plazo, como corticosteroides inhalados.

Adicional al tratamiento farmacológico es importante que el paciente evite estímulos que puedan desencadenar la inflamación de las vías respiratorias. Con apoyo médico, cada paciente con asma debe aprender a conocer qué desencadenantes debe de evitar.

 

también te puede interesar