El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Cuestiona uso de antidepresivos en niños

Por: Claudia Cervantes

Sábado 11 de junio 2016

 

Tratar a los niños y a los adolescentes que sufren de depresión con antidepresivos podría ser inefectivo y potencialmente peligroso, sugiere un análisis reciente.

De los 14 antidepresivos estudiados, solo la fluoxetina (Prozac) fue más efectiva en el tratamiento de la depresión que un placebo en los niños y adolescentes, encontró la revisión.

Y Effexor (venlafaxina) se vinculó con un riesgo más alto de pensamientos e intentos suicidas, en comparación con el placebo y con otros cinco antidepresivos, reportaron los investigadores.

"En la atención clínica de los jóvenes con un trastorno depresivo mayor, las directrices clínicas recomiendan la psicoterapia, sobre todo la terapia cognitivo conductual o la terapia interpersonal, como tratamiento de primera línea", señaló el autor del estudio, el Dr. Andrea Cipriani, profesor asociado del departamento de psiquiatría de la Universidad de Oxford, en Inglaterra.

La depresión mayor afecta a alrededor de un 3 por ciento de los niños de 6 a 12 años, y al 6 por ciento de los adolescentes de 13 a 18, anotaron los investigadores.

"El Prozac se debe considerar solo para los pacientes que no tengan acceso a la psicoterapia o que no hayan respondido a las intervenciones no farmacológicas", planteó Cipriani.

Debido a que los estudios disponibles sobre el uso de antidepresivos en niños y adolescentes son limitados y de calidad cuestionable, "no debemos subestimar esos riesgos potenciales", añadió.

"Los niños y los adolescentes que toman antidepresivos deben ser vigilados de cerca, independientemente del tratamiento elegido, y sobre todo al inicio del tratamiento", aconsejó Cipriani.

En 2004, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EU emitió una "advertencia de recuadro negro" sobre el uso de los antidepresivos en los adolescentes y niños, debido a temores de que esos fármacos pudieran aumentar el riesgo de pensamientos suicidas e intentos de suicidio.

A pesar de la advertencia de la FDA, el uso de antidepresivos en esos grupos de edad aumentó entre 2005 y 2012. Por ejemplo, la proporción de niños y adolescentes que toman un antidepresivo aumentó de más de un 1 por ciento a casi un 2 por ciento en Estados Unidos, dijo Cipriani.

Este estudio muestra lo que se sabía: que estos "medicamentos parecen menos efectivos y más riesgosos en los niños y adolescentes que en los adultos", comentó el Dr. Peter Kramer, profesor clínico emérito de psiquiatría y conducta humana de la Universidad de Brown en Providence, Rhode Island.

Fuente: The Lancet.

también te puede interesar