El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Diabetes, emergencia sanitaria.- INSP

Por: Adriana Rodríguez

Mauricio Hernández, director del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), aseguró que México vive una epidemia de enfermedades crónicas muy importante.

“La diabetes es para México una emergencia sanitaria en términos de lo que ya produce y además de lo que tendrá que vivir en el futuro”, afirmó.

En entrevista con El Pulso Laboral, señaló que esta enfermedad alcanza proporciones epidémicas. 9.17 por ciento de los adultos mexicanos han sido diagnosticados con diabetes, es decir, 6.4 millones de habitantes (8.60 por ciento en los hombres y 9.67 por ciento en las mujeres); el doble que en el año 2000.

No obstante, el total de adultos con esta enfermedad podría ser mayor, debido al porcentaje de diabéticos que no sabe que la padece.

Hernández Ávila admitió que tenemos un sistema de salud fragmentado, con problemas de rectoría, con una desigualdad importante de 6.2 del PIB, del cual solo 55 por ciento viene de fuentes públicas, eso quiere decir que los ciudadanos aportamos 45 por ciento del gasto de bolsillo.

“¿Hacia dónde vamos? El sistema fragmentado, no bien financiado, con problemas de operación, se vuelve difícil identificar hacia dónde. El sistema de salud tiene logros importantes a pesar de que los ciudadanos aportan mucho del gasto en salud”, indicó.

El desempeño de México comparado con países de la OCDE indica que hay muchas cosas que mejorar en infraestructura, tecnología, recursos humanos.

Pero sobre todo el indicador de hospitalización por diabetes es uno de los más altos, porque no debería de haber hospitalizaciones, pues deberían resolverse en el primer nivel de atención, lo que indica que se requiere un modelo distinto.

“El tamizare cáncer de mama está muy bajo, por debajo del 20 por ciento, la mortalidad materna es casi el doble”, explicó.

Otro reto en términos de cobertura es el aseguramiento de los mexicanos entre 15 y 29 años.

“Los no asegurados están entre los jóvenes y adultos jóvenes, porque se emplean en el IMSS entran y salen y en la dinámica poblacional se quedan sin seguridad social. Eso porque no hemos logrado resolver la portabilidad inmediata”, explicó

Los movimientos anuales de bajas son mayores que los trabajadores registrados, esto implica que requerimos un sistema de aseguramiento más efectivo.

“No hemos logrado resolver la portabilidad inmediata”, planteó.

también te puede interesar