El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Padece enfermedades mentales 1 de cada 6 ancianos

Por: Claudia Cervantes

Martes 21 junio 2016


“Uno de cada seis adultos mayores presenta síntomas depresivos significativos, eso es casi 18 por ciento; algo más del 7 por ciento presenta un deterioro cognitivo, y alrededor del 8 por ciento demencia”, alertó Patricia Chemor Ruiz, secretaria del Consejo Nacional de Población (CONAPO).
En 2013, la población de adultos mayores ascendía a 11.3 millones de personas, y se estima que aumentará a 32.4 millones para el 2050.
Durante la inauguración del Segundo Encuentro México-Japón sobre el Envejecimiento Saludable que concluye hoy en la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), Chemor Ruiz explicó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, del total de la población con alguna discapacidad, los adultos mayores representaban casi la mitad. Las principales limitaciones eran: funcionales 22 por ciento, cognitivas 18 por ciento y visuales 16 por ciento.
En morbilidad, en la población de 60 años y más, según la encuesta antes mencionada, los tres padecimientos de diagnóstico médico más comunes fueron: hipertensión, diabetes e hipercolesterolemia (aumento de colesterol en la sangre).
En las últimas ocho décadas, la esperanza de vida en México se ha duplicado, al pasar de 33 y 34 años en hombres y mujeres a 72.6 y 77.81 años respectivamente en este año. Se estima que para el 2050, la expectativa de vida del mexicano sea de 80 años.
“Es por ello que tenemos que vivir la vejez en condiciones dignas y equitativas, en la que las personas adultas mayores puedan desenvolverse dentro de entornos propicios y favorables para que sigan siendo parte esencial del desarrollo de país”, recomendó la secretaria de CONAPO.
El tema de envejecimiento debe ser de primera importancia en la agenda nacional, pues hoy, 9 por ciento de la población en México son personas mayores de 60 años, en 2050, podría ser poco superior al 20 por ciento de la población”, comentó José Meljem Moctezuma, Subsecretario de Integración y Desarrollo de la Secretaría de Salud durante el acto inaugural.
Por ello, destacó que se requiere diseñar políticas y estrategias que incentiven la adecuación de sistemas de salud a las necesidades de las personas mayores. “El tema del envejecimiento saludable no solo debe abordarse desde una perspectiva médica, sino también integral, es decir, no solo se deben abordar los aspectos clínicos, sino también los sociales, los económicos y los culturales”, destacó Meljem Moctezuma.
Por su parte, Luis Miguel Gutiérrez Robledo, director general del Instituto Mexicano de Geriatría comentó que México ha tenido encuentros previos con Japón -líder mundial en conducir la iniciativa de envejecimiento saludable- con la finalidad de generar lazos de colaboración.
“El gobierno de Japón ha aportado los recursos necesarios para que la Organización Mundial de la Salud desarrolle el plan de acción sobre el envejecimiento saludable. En el encuentro del G-7 (el Grupo integrado por 7 de los países más desarrollados), en el manifiesto sobre cobertura universal en salud, se destina un apartado al tema de envejecimiento saludable y la relevancia que esto tiene para la cooperación internacional, porque es uno de los mayores determinantes de la calidad de vida para el mundo”, comentó Gutiérrez, por lo que espera que éste sea el inicio de futuras colaboraciones no solo con el país asiático, sino con otras naciones.
Shinoyama Kazuyashi, director general de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, comentó que a partir de 2007, Japón vive una etapa de población súper envejecida: el 21 por ciento de su población es mayor de 65 años, es decir, más de una quinta parte.
En la inauguración del Segundo Encuentro México-Japón sobre el Envejecimiento Saludable, también estuvieron presentes Flavio Salamanca, tesorero de la ANM; Toru Shimizu, ministro de la Embajada de Japón en México y Jun Kawabe Saito, presidente de la Asociación de Exbecarios Nikkei de México.

“Uno de cada seis adultos mayores presenta síntomas depresivos significativos, eso es casi 18 por ciento; algo más del 7 por ciento presenta un deterioro cognitivo, y alrededor del 8 por ciento demencia”, alertó Patricia Chemor Ruiz, secretaria del Consejo Nacional de Población (CONAPO).

En 2013, la población de adultos mayores ascendía a 11.3 millones de personas, y se estima que aumentará a 32.4 millones para el 2050.
Durante la inauguración del Segundo Encuentro México-Japón sobre el Envejecimiento Saludable que concluye hoy en la Academia Nacional de Medicina de México (ANMM), Chemor Ruiz explicó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, del total de la población con alguna discapacidad, los adultos mayores representaban casi la mitad. Las principales limitaciones eran: funcionales 22 por ciento, cognitivas 18 por ciento y visuales 16 por ciento.
En morbilidad, en la población de 60 años y más, según la encuesta antes mencionada, los tres padecimientos de diagnóstico médico más comunes fueron: hipertensión, diabetes e hipercolesterolemia (aumento de colesterol en la sangre).
En las últimas ocho décadas, la esperanza de vida en México se ha duplicado, al pasar de 33 y 34 años en hombres y mujeres a 72.6 y 77.81 años respectivamente en este año. Se estima que para el 2050, la expectativa de vida del mexicano sea de 80 años.
“Es por ello que tenemos que vivir la vejez en condiciones dignas y equitativas, en la que las personas adultas mayores puedan desenvolverse dentro de entornos propicios y favorables para que sigan siendo parte esencial del desarrollo de país”, recomendó la secretaria de CONAPO.
El tema de envejecimiento debe ser de primera importancia en la agenda nacional, pues hoy, 9 por ciento de la población en México son personas mayores de 60 años, en 2050, podría ser poco superior al 20 por ciento de la población”, comentó José Meljem Moctezuma, Subsecretario de Integración y Desarrollo de la Secretaría de Salud durante el acto inaugural.
Por ello, destacó que se requiere diseñar políticas y estrategias que incentiven la adecuación de sistemas de salud a las necesidades de las personas mayores. “El tema del envejecimiento saludable no solo debe abordarse desde una perspectiva médica, sino también integral, es decir, no solo se deben abordar los aspectos clínicos, sino también los sociales, los económicos y los culturales”, destacó Meljem Moctezuma.
Por su parte, Luis Miguel Gutiérrez Robledo, director general del Instituto Mexicano de Geriatría comentó que México ha tenido encuentros previos con Japón -líder mundial en conducir la iniciativa de envejecimiento saludable- con la finalidad de generar lazos de colaboración.
“El gobierno de Japón ha aportado los recursos necesarios para que la Organización Mundial de la Salud desarrolle el plan de acción sobre el envejecimiento saludable. En el encuentro del G-7 (el Grupo integrado por 7 de los países más desarrollados), en el manifiesto sobre cobertura universal en salud, se destina un apartado al tema de envejecimiento saludable y la relevancia que esto tiene para la cooperación internacional, porque es uno de los mayores determinantes de la calidad de vida para el mundo”, comentó Gutiérrez, por lo que espera que éste sea el inicio de futuras colaboraciones no solo con el país asiático, sino con otras naciones.
Shinoyama Kazuyashi, director general de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, comentó que a partir de 2007, Japón vive una etapa de población súper envejecida: el 21 por ciento de su población es mayor de 65 años, es decir, más de una quinta parte.
En la inauguración del Segundo Encuentro México-Japón sobre el Envejecimiento Saludable, también estuvieron presentes Flavio Salamanca, tesorero de la ANM; Toru Shimizu, ministro de la Embajada de Japón en México y Jun Kawabe Saito, presidente de la Asociación de Exbecarios Nikkei de México.

también te puede interesar