El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Pacientes del IMSS se recuperan por terapia en fonoaudiología

Por: Redacción//El Pulso Laboral

Sábado 10 de septiembre 2016

Hugo Zárate y Ana Vergara son dos de los muchos pacientes que a diario son diagnosticados con afasia y que pueden recuperarse gracias a las terapias en fonoaudiología, en el Hospital General Regional (HGR) 180 del IMSS Jalisco.

La afasia es un trastorno del lenguaje que se produce tras sufrir una lesión cerebral severa, a consecuencia de evento cerebrovascular, isquemia o traumatismo.

Hugo, de 43 años de edad, es originario de Chapala, Jalisco, y es padre de tres hijos. Era chofer, comenta su esposa Rosalba Sepúlveda, hasta que en el 2011 sufrió un severo accidente que lo llevó a estar en estado de coma durante tres meses.

Los médicos lograron estabilizarlo, y desde entonces inició su recuperación. Sufrió diversas lesiones físicas, las cuales no le permiten a la fecha caminar.

Su esposa se acercó al servicio de Fonoaudiología. Ahí la doctora Elizabeth González Flores le dio una esperanza, en términos de la posibilidad de restablecer la comunicación con su esposo, aunque fuera mediante señas, con un sistema propio.

 “Los pronósticos eran muy desfavorables, todos los médicos nos decían que él no iba a lograr ni siquiera sentarse, pero lo ha logrado. Estas terapias son una nueva puerta que le ofrecen a Hugo y le agradecemos mucho a la doctora Liz que nos haya tomado en cuenta”, dijo Rosalba.

Aseguró que su esposo ha ido evolucionando favorablemente, ya emite algunos sonidos, como dice la doctora, su cara ya es totalmente diferente a como él había quedado de inicio, con otra expresión.

Por su parte, la doctora Elizabeth González indicó que Hugo ha creado todo un sistema de comunicación con sus seres queridos, desde sonidos, besos, señas y también es capaz de emitir algunas palabras aisladas.

 “Lo que se aprecia en Hugo son respuestas espontáneas, en la terapia nos brinda mucho más, él tiene capacidad de decir su nombre, incluso. Él tiene vocabulario, y una comprensión extraordinaria.

 “Se compró un tablero de computadora en el que él les va indicando las letras iniciales de lo que quiere, él sabe reconocer palabras si uno se las dice, su pronóstico es bueno y reservado al tiempo”, destacó la especialista.

La especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), afirmó que Hugo sí tiene muchas posibilidades de recuperarse pero “no sabemos en qué momento exactamente”, acotó.

Otro caso es el de Ana Amalia Vergara, de 49 años de edad, tuvo un accidente muy fuerte en mayo pasado, al caer de un segundo piso, sufrió una lesión cerebral que mermó su memoria, además de un daño auditivo que con el tiempo ha ido sanando.

Ana compartió que “al mes empecé a ir con la doctora y a platicar un poquito más, a escribir y a recordar palabras. El lenguaje ya era un poquito mejor. Todavía no recuerdo muchas cosas, la doctora me dice palabras a veces y le pregunto qué significan”.

Antes del accidente, su esposo Dionisio Gómez dio a conocer que Ana era muy activa y platicadora, incluso se desempeñaba como secretaria administrativa.

Al ser atendida en el HGR 180 de Tlajomulco, de donde su esposa y el son originarios, desconocía que el Seguro Social tuviera el servicio de Fonoaudiología y que pudieran brindarse terapias integrales en materia de la comunicación y lenguaje de los pacientes.

 “Afortunadamente somos derechohabientes, ahora nos damos cuenta de que el Seguro Social tiene especialidades que muchas personas desconocemos. La desesperación nos invade en querer recuperar a nuestros pacientes, pero si tenemos la fortaleza y a personas como la doctora Elizabeth, vamos a salir adelante”, expresó.

Agradecidos, ya que Ana tiene un 70 por ciento de avance en su lenguaje y su expectativa de recuperación es muy alta, ella y su esposo compartieron que la paciente ha logrado ya escribir su nombre.

 “La lesión de ella fue muy severa, pero sus secuelas fueron menores que las de Hugo, porque se afectaron menos áreas motoras. Lo que nos había frenado un poco es la audición, ya que ella dejó de percibir en todo el lado afectado, disminuye la visión, la audición, el gusto, el movimiento de la lengua”, dijo la especialista del Seguro Social.

Ana y su esposo compartieron que en casa continúan realizando la terapia, incluyendo el trabajar con lecturas y dictados, además de disipar las dudas de ella cuando no recuerda el significado de alguna palabra.

Fuente: Notimex

también te puede interesar