El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Pega a farmacéuticas desaceleración

Por: Adriana Rodríguez

Así como para otras industrias, los últimos años no han sido fáciles para la farmacéutica en nuestro país, afirmó Francisco Camacho, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

La desaceleración económica, las medidas de contención de costos por parte de las instituciones de salud y la disminución del poder adquisitivo ha impactado sobre el mercado de medicamentos.

"Si bien México es el segundo mercado de medicamentos más grande de Latinoamérica, solamente precedido por Brasil, en 2012 el gasto en medicamentos por persona ascendía a $1,625 pesos en 2013 fue de $1,647 un crecimiento de apenas 1% derivado predominantemente por el aumento en el precio de los medicamentos para el mercado privado", explicó.

De hecho, según estimaciones de IMS el gobierno compró un 2.2% más de unidades, el costo promedio por medicamento se redujo en 0.35% impulsado por su preferencia a la compra de genéricos y la reciente pérdida de patentes de medicamentos esenciales.

Desde hace 12 años, los genéricos son líderes del mercado total de medicamentos en México, contabilizando casi 8 de cada 10 medicamentos que se venden en el país, y al igual que en otros países desarrollados esta tendencia continuará derivado de la sensibilidad del mexicano al precio de los medicamentos y a la disminución en la productividad para el desarrollo de nuevos medicamentos, el envejecimiento de los portafolios.

Además de esto, añadió, la industria presenta otros dos grandes retos. Por un lado los complicados procesos para inclusión de nuevos medicamentos a cuadro básico o catálogo de medicamentos tanto por parte del Consejo de Salubridad General (CSG) como por parte de las instituciones (IMSS, ISSSTE); de hecho, en 2013 de las 75 nueva moléculas que se presentaron para su inclusión solamente 47 fueron incluidas por el CSG y de esas solamente accedieron al ISSSTE y al IMSS el 50 y 36%, respectivamente.

Las razones más frecuentes para este rechazo se relacionaron con seguridad, eficacia o fallos en los estudios o en la información proporcionada.

Por último, el cambio en el panorama de la distribución de medicamentos en México originado principalmente por la crisis de Casa Saba, la compra de Marzam y la llegada de nuevos jugadores internacionales al mercado mexicano (Alliance Boots) implicará un nuevo giro en los modelos
de comercialización de medicamentos en donde se requerirán nuevos esquemas de distribución de riesgo, de pago y donde las alianzas y la verticalización de la cadena brindará mayores beneficios, acercará al paciente a la industria farmacéutica promoviendo así la fidelización del paciente.

 

también te puede interesar