El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Trasladar fondo de vivienda quitaría prestaciones

Por: Redacción/El Pulso Laboral

Si el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) fuera una administradora de fondos para el retiro (Afore) se colocaría entre las primeras tres de México por los cuantiosos recursos que concentra, pero trasladar el fondo de vivienda para reforzar el sistema de pensiones sólo implicará quitarle una prestación a los trabajadores sin que se resuelva el problema de fondo que radica en los bajos salarios y la informalidad que prevalece en el mercado laboral, aseguró Carlos Lozano Nathal, presidente del Colegio Nacional de Actuarios (Coñac).

"En principio es lastimar al instituto quitándole los recursos, es fortalecer un programa pero a costa de otro. Recordemos esto: el Infonavit tiene reservas que lo colocarían entre las primeras tres Afores del país", consideró el especialista sobre la recomendación que hizo el Fondo Monetario Internacional para que los fondos de vivienda sean manejados por administradoras privadas.

El Infonavit, resaltó, "ha tenido resultados financieros muy buenos, aunque su obligación es acreditar a la cuenta de cada trabajador 2 por ciento en términos reales, y la verdad es que están obteniendo rendimientos superiores a 5 por ciento. Tiene una gran cantidad de cuentas inactivas o con saldos muy pequeños que le cuestan en administración, pero si pusiéramos en un solo paquete las cuentas inactivas, el rendimiento a las cuentas activas podría ser superior y esto es sumamente competitivo", indicó.

El sector patronal hace una aportación de 5 por ciento al fondo de vivienda, y eso representaría un ingreso muy importante para las pensiones, pues se incrementaría la tasa de reemplazo, dijo. Sin embargo, el especialista advirtió que debe recordarse que en Chile la tasa de aportación a las pensiones ha sido de 103 por ciento, "pero de todos modos las pensiones han sido insuficientes".

En México la tasa de aportación de los trabajadores afiliados al IMSS es de 6.5 por ciento, de los cuales el trabajador da 1.125 por ciento del salario, el patrón 5.150 y el restante 0.225 por ciento lo pone el Estado.

Así que si a esa aportación se le agrega otro 5 por ciento del salario correspondiente al fondo de vivienda, la tasa se eleva a 11.5 por ciento, un poco más que la de Chile, donde se han suscitado protestas de trabajadores contra el sistema de pensiones.

Fuente: La Jornada 

 

también te puede interesar