El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Convenio de intercambio, en más de mil clínicas de salud

Por: Redacción/El Pulso Laboral

En mil 66 unidades médicas aplicarán los convenios de intercambio de servicios entre las instituciones del sector: Secretaría de Salud (Ssa) e institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), con base en la capacidad disponible de cada una y solamente donde haga falta, aseguró José Meljem, subsecretario de Integración y Desarrollo del sector salud.

Por tanto, no implica afectación de derechos laborales ni privatización de servicios. Unicamente se busca mejorar la calidad de la atención a los pacientes a un costo menor.

Se trata de que en las localidades donde alguna de las instituciones tenga dificultad para atender a sus afiliados o derechohabientes, los pueda referir a otra instalación para que le realicen el estudio clínico, de imagen o intervención específica.

En entrevista, el funcionario puntualizó que la eficacia del convenio ya se comprobó en las ocho entidades donde empezó a operar desde 2012: Baja California Sur, Durango, Querétaro, Aguascalientes, Chihuahua, Sinaloa, Tabasco y Yucatán.

Los números De las mil 66 unidades médicas incluidas en el acuerdo general que el pasado viernes suscribieron los titulares de las dependencias, 667 son de la Ssa en los niveles federal y estatales, 247 del IMSS y 152 del Issste. También participan siete hospitales de alta especialidad.

Hasta ahora las instituciones han identificado 301 intervenciones relacionadas con servicios auxiliares de diagnóstico (laboratorio, análisis, tomografia, resonancia, mastografía y radiología) para incluirse en los convenios de intercambio de servicios, así como 65 intervenciones de 15 especialidades médicas y 349 relacionadas con 21 especialidades quirúrgicas.

Sobre éstos ya existen tarifas acordadas entre los organismos de salud, por lo que el intercambio de servicios tampoco implica alguna afectación económica para los que atiendan pacientes de otras instituciones, explicó Meljem.

Cuando algún afiliado del Seguro Popular o derechohabiente del IMSS o Issste  no se le pueda realizar alguna de las intervenciones -por falta de equipo o saturación de servicios- en su unidad de adscripción- se le referirá a otro establecimiento ubicado en la misma localidad, siempre que haya disponibilidad de infraestructura y el procedimiento clínico forme parte del catálogo acordado entre los organismos. /La Jornada

 

también te puede interesar