El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social y Salud

Alertan por resistencia a antibióticos

Por: Adriana Rodríguez

Un factor importante en la mejora de los estándares de salud pública, de los logros en medicina y del desarrollo se cimenta en el impresionante efecto de vacunas y antibióticos sobre la enfermedad infecciosa.

Sin embargo, las últimas tres o más décadas han sido testigo de cómo el uso indiscriminado de antibióticos resulta en la aparición de multirresistencias en ambientes hospitalario y en la comunidad.

Así lo advierte Samuel Ponce de León-Rosales, Jefe de la División de Investigación, Facultad de Medicina de la UNAM en su artículo “La resistencia a los antibióticos: Un grave problema global”.

También se ha dicho que la vía de investigación y desarrollo de nuevos antibióticos se ha cortado sin desarrollar nuevas moléculas antibióticas que probar, en un momento en el cual la falla a tratamiento se manifiesta con inaceptable frecuencia en la forma de un mayor costo económico y en vidas humanas.

“La resistencia a antibióticos es un problema global con claras raíces evolutivas y un amplio impacto local. Únicamente con la participación de actores en todos los niveles y acciones coordinadas correspondientes se podrán encontrar los elementos necesarios para una intervención efectiva”, dijo.

Los antibióticos no son invención de los humanos, están presentes desde cientos de millones de años antes de que los humanos empezaran a poblar el planeta. Los microorganismos durante siglos se han enfrentado con compuestos diversos, de los que hoy derivamos nuestros actuales antibióticos, y por consecuencia pueden actualmente tener resistencia de entrada

Si bien la causa original de la resistencia es intrínseca a la evolución bacteriana en el mundo, es un hecho que el uso indiscriminado/inadecuado amplifica y acelera este proceso. El uso de antibióticos en medicina acontece para un significativo continuo incremento, y esto se puede seguir en estudios longitudinales en centros hospitalarios. A la inversa, cuando se controla el uso de los antibióticos se puede modular el crecimiento de la resistencia.

A pesar de que la reducción en la mortalidad debida al uso de antibióticos ocurre simultáneamente con la mejora de condiciones sanitarias en Occidente, es innegable que el uso de antibióticos impactó en la reducción de la mortalidad debida a enfermedades infecciosas y posibilitó un sinnúmero de avances médicos y quirúrgicos

En un país como México es posible llevar a cabo análisis sistemáticos en diferentes escenarios, a través del uso de redes de laboratorios que faciliten la comunicación de datos para la toma de decisiones en el tratamiento.

“Para que nuevos antibióticos puedan estar disponibles es necesario desarrollar vías regulatorias y mejorar la capacidad de evaluarlos en ensayos clínicos”, propuso.

Además, se debe aumentar la vida útil de los antibióticos se deberá limitar su uso en la agricultura y establecer programas de educación y regulación vigorosa, así como estimular el diagnóstico temprano y el uso racional de antibióticos.

“Es necesario disponer de estudios de resistencia ampliamente distribuidos. Es necesario mejorar la capacidad técnica y tiempo de diagnóstico. Se requiere establecer control en todos los niveles y campos de uso de antibióticos”, indicó.

también te puede interesar