El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Sindicatos

Amplían electricistas negocios y empresas

Por: Redacción/ El Pulso Laboral

El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) pugna por la recuperación de varios centros de trabajo para la reinserción de los empleados que eran parte de la extinta Luz y Fuerza del Centro.

Algunos centros que ya recuperaron han sido Talleres Xochináhuac, el conjunto Salónica en Azcapotzalco, fábrica de postes de Cuatro Caminos, un taller automotriz, entre otros.

Hasta el momento son mil trabajadores que se encuentran laborando, pero aspiran a colocar a alrededor de 15 mil, quienes se resistieron a recibir sus liquidaciones cuando se decretó la extinción del organismo, en el sexenio de Felipe Calderón.

"Tenemos en cooperativa mil trabajadores laborando, es un numero bajo todavía y por eso queremos tener la posesión de los centros de trabajo para detonar una expansión de los proyectos productivos que diseñamos en conjunto con el IPN que fue el que nos asesoró", señaló Humberto Martínez, secretario del exterior del SME.

Recordó que hicieron un plantón de 40 días donde exigieron el cumplimiento de acuerdos que implican la recuperación de centros de trabajo, por parte de la Secretaría de Gobernación, Comisión Federal de Electricidad y el Suterm.

El Sindicato Mexicano de Electricistas conformó una cooperativa que se asoció con la empresa portuguesa Mota-Engil para la generación eléctrica, con la cual están ampliando el negocio.

"Tenemos un plan de expansión, estamos generando 100 megawatts con las plantas hidroeléctricas concesionadas como resultado de lucha de 7 años de sindicato de electricistas. La idea es expandirnos, dentro de los acuerdos está la firma de un convenio de compra venta de energía hasta por mil 700 megawatts, con el gobierno federal", afirmó Martínez.

Motta Engil anunció una inversión de mil 500 millones de dólares para la construcción de la planta de ciclo combinado Lechería. Además invertirá en la construcción de la hidroeléctrica Necaxa, para ampliar su capacidad de generación.

Añadió que las utilidades que obtengan de la sociedad que mantienen con Mota-Engil, les permitirá constituir un fondo de previsión social para los trabajadores.

"Somos socios inversionistas en Fénix. Vamos a recibir para el sindicato una utilidad con la cual vamos a tener nuestro fondo de previsión social con lo cual sustituye las prestaciones sociales que teníamos suscritas en el Contrato Colectivo de trabajo como el tema de pensiones y jubilaciones, programa habitacional, todas las prestaciones sociales que teníamos", describió.

Cabe recordar que los ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro eran alrededor de 45 mil, pero, cuando se decretó la extinción, fueron 15 mil los que se negaron a recibir una liquidación por parte del Gobierno federal.

Fuente: Verónica Gascón/ Reforma

también te puede interesar