El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Sindicatos

Va de nuevo Hernández Juárez como líder del STRM

Por: María Pilar Martínez

Miércoles 24 de agosto 

Francisco Hernández Juárez fue reelecto como secretario general del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) para el periodo 2016-2020 que iniciará en septiembre, con lo que llegará a 44 años como líder de la organización sindical.

Como parte de la renovación del Comité Ejecutivo Nacional y Comité Nacional de Vigilancia para un periodo de cuatro años, el dirigente sindical obtuvo 98% de las votaciones, con lo que la jornada fue calificada con "alto grado de madurez política y de conciencia sindical ente los integrantes del sindicato que permite ir perfeccionando las prácticas democráticas y de participación en la toma de decisiones".

Al respecto, Hernández Juárez (quien hasta hoy suma 40 años como líder sindical) expuso "que este proceso se esperaba con una importante participación, pero superó las expectativas con más de 40,000 votos; no habíamos tenido un precedente de esa naturaleza".

Dijo que está comprometido en defender al Sindicato y a los trabajadores: "Vamos a pelear porque se respeten sus derechos y se garantice el futuro de los telefonistas".

En ese sentido, puntualizó que las tareas fundamentalmente que seguirá impulsando en su liderazgo son la retención, calidad del servicio, incorporación al programa voluntario, recuperación de materia de trabajo y el fortalecimiento de la organización sindical; "todas estas tareas tienen como propósito garantizar la viabilidad de la empresa; eso nos garantizará el futuro, por eso hay que seguir luchando".

De acuerdo con el dirigente, desde el gobierno se pretende que Teléfonos de México sea una especie de infraestructura pública sin que reciba la compensación por el uso de ella; además de "someternos a sanciones fuera de lugar, pero aun así hay que trabajar duro, porque se suma que quieren que le hagamos trabajo a la competencia con riesgo de que si no lo hacemos afecte a Telmex, pero como sí lo vamos a hacer, plantearemos a la empresa que nos dé los recursos para ello".

Cabe mencionar que Hernández Juárez llegó a la Secretaría General del Sindicato de Telefonistas en 1976, cuando las condiciones de la empresa eran totalmente distintas al tratarse de una empresa estatal.

Actualmente, dijo que darán todo el respaldo a la empresa, pero con la esperanza de que los dueños "no tengan tentaciones de poner en riesgo nuestros derechos, por eso cumpliremos con el catálogo de tareas". En la pasada revisión contractual, el dirigente aceptó 3.2% de incremento al salario. En dicha revisión se analizaron temas como la condición de preponderancia de la empresa y la aplicación de reglas asimétricas que afectan financiera y operativamente a Telmex; además, la renovación del actual título de concesión; entorno "complicado" para los telefonistas.

Desde el punto de vista sindical, dijo, sigue la idea de blindar al sindicato de agresiones externas; "de debemos ayudar a quienes están en lucha todos los días".

** El México de 1976

El gobierno mexicano detentaba 51% de las acciones de Telmex, mismas que adquirió en 1972 y ostentaba el monopolio de las telecomunicaciones en México.
Además de la telefonía, el Estado mexicano detentaba los monopolios públicos de los ferrocarriles, el petróleo, la electricidad y controlaba a numerosas empresas paraestatales en ramos como el acero, los fertilizantes y el abasto popular.

Los sindicatos eran un pilar del régimen corporativista del partido de Estado, el PRI, y como tal, los representantes sindicales ocupaban numerosos escaños en el Congreso mexicano e incluso gubernaturas y presidencias municipales. La tasa de sindicalización rondaba 15% de la Población Económicamente Activa.

Las telecomunicaciones en México eran incipientes y el teléfono fijo no era un servicio de acceso generalizado en los hogares por su alto costo. Las comunicaciones inalámbricas no se habían desarrollado aún a escala comercial.

** El México del 2016

Telmex es una empresa 100% privada en un mercado abierto a la competencia, si bien sigue siendo la mayor firma del sector, lo que le ha hecho acreedora a una regulación asimétrica. La empresa se fusionó en el 2010 con América Móvil.

El Estado mexicano conserva muy pocas empresas estatales y ninguna de ellas en condición de monopolio reservado, luego de la reforma energética del 2013-2014 que abrió el sector energético a la inversión privada.

Los sindicatos tienen cada vez menos peso en la vida política del país y tienen apenas un puñado de representantes en el Congreso. La tasa de sindicalización en el país apenas sobrepasa 8% de la PEA.

Las telecomunicaciones fijas se han diversificado más allá del servicio telefónico, que se ha visto rebasado por el servicio de Internet. Los precios han alcanzado mínimos históricos y la tendencia es la consolidación de las telecomunicaciones móviles.

** ...y sigue aquí

El líder del STRM, acompañado de José Antonio González Fernández, secretario del Trabajo en el sexenio de Ernesto Zedillo.

En 1976 asumió la Secretaría General del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana.

En el proceso de venta de Telmex en los 90 negoció con la empresa y el gobierno cero despidos.

En 1987 fue presidente del Congreso del Trabajo, apoyado por el líder cetemista Fidel Velázquez.

Creó en 1997 la Unión Nacional de Trabajadores.

En el 2008 el dirigente sindical anunció su salida y nombró a Jorge Castillo Magaña como secretario general adjunto; dos años después cambió su decisión.

En la LXI Legislatura fue diputado federal por el PRD.

Se enfrentó a dos reformas cruciales para el sindicalismo y los telefonistas: laboral y telecomunicaciones.

Actualmente tiene 32,000 trabajadores en activo; hay cerca de 9,000 plazas sin cubrir.

En sus cuatro décadas como líder, ha pasado ocho administraciones presidenciales.

también te puede interesar