El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Recomiendan, por pandemia, ampliar Jóvenes Construyendo el Futuro a 15 meses

Por: El Economista

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) sugirió ampliar la duración de Jóvenes Construyendo el Futuro (JCF) tres meses más. Es decir, de 12 a 15 meses, “con el fin de no mermar su ingreso” a causa del impacto de la pandemia de Covid-19.

Una de las razones por la que lo propone es que los dos principales programas federales para personas desempleadas “condicionan el apoyo económico a la capacitación” en centros de trabajo. Pero muchos de esos lugares están cerrados por la emergencia sanitaria. Tal el es caso de JCF y del Programa de Apoyo al Empleo (PAE).

Rumbo a la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, el Coneval elaboró el estudio Consideraciones para el proceso presupuestario. El documento fue enviado a la Comisión Permanente, la idea es que sirva de insumo para la distribución del gasto que harán los diputados para el próximo año, principalmente para que tomen en cuenta el impacto de la crisis por el nuevo coronavirus.

Uno de los principales hallazgos de la revisión, según lo menciona el propio organismo, es la condicionante de la capacitación. Jóvenes Construyendo el Futuro es para personas entre 18 y 29 años que no estudian y no trabajan. Durante un año una empresa les proporciona entrenamiento laboral y el gobierno, una beca mensual de 3,748 pesos.

El Programa de Apoyo al Empleo (PAE), por su parte, es para mayores de 18 años que activamente están buscando empleo. El apoyo que les brindan va de 150 a 300 pesos diarios mientras dura la capacitación laboral. La beca la pueden recibir una sola vez por año y de uno a tres meses. A diferencia de JCF, éste no es considerado un proyecto prioritario, según el Coneval.

“Por tanto, es importante que estos programas extiendan su temporalidad, que los apoyos económicos se sigan otorgando y que se implementen programas dirigidos a la población que perdió su empleo debido a la pandemia”, concluye el organismo.

Los créditos podrían usarse mal

El Coneval presenta otro argumento para que, en particular, JCF dure 15 y no 12 meses. En el mes 13, cuando ya terminaron la capacitación y, si no fueron contratados o prefieren emprender un negocio, tiene la opción de solicitar un crédito de 6,000 a 20,000 pesos. Es sin intereses y con pagos fijos de 10% mensual con tres meses de gracia.

Sin embargo, bajo el contexto actual de una crisis económica a causa del nuevo coronavirus, ese dinero “podría ser utilizado para financiar el consumo particular del beneficiario y no para cumplir el objetivo de establecer un negocio”, advierte el organismo.

Por esa razón “resulta importante ampliar la duración del programa Jóvenes Construyendo el Futuro” al menos por tres meses más, “con el fin de no mermar su ingreso”, destaca el organismo.

Otra observación es que ni el PAE ni el programa de aprendices “tienen como criterio de priorización a la población, municipios o localidades indígenas”. Así que esto debería ser algo a modificar, comenta.

De hecho, el presupuesto del PAE sufrió una reducción de 5 millones de pesos. De acuerdo con el informe Avance Físico y Financiero de los Programas Presupuestarios Enero-Mayo 2020, de la Secretaría de Hacienda, el monto aprobado para ese periodo era de 704.9 millones de pesos, pero al final se modificó a 699.2 millones.

Seguro de desempleo y otras opciones

Además de la ampliación de la temporalidad de estos dos programas, el Coneval pide considerar la creación de seguros de desempleo. “La forma en que esta emergencia sanitaria ha afectado a la población ocupada hace evidente” su pertinencia, apunta.

La falta de este tipo de mecanismos “vulnerará a la población ocupada que posiblemente pierda su empleo”. Y como en México la seguridad social está atada al trabajo formal, también se requiere una política, dentro del subsistema de seguridad social, dirigida a las personas “en las etapas de la adolescencia, juventud y adultez, para asegurarles un ingreso en caso de desempleo”, destaca el Coneval.

También le pide a los diputados “analizar la pertinencia de una transferencia básica en el periodo de crisis con una cobertura amplia para los trabajadores afectados”.

Es necesario también, expresa, que el gobierno federal diseñe estrategias de intermediación laboral y de asistencia ante el desempleo por categorías de riesgo. De esa manera, le asignará más recurso a quienes estén en mayor vulnerabilidad en el mercado laboral. Por ejemplo, jóvenes, personas con baja escolaridad, adultos mayores y aquéllos que llevan mucho tiempo en el desempleo. /Factor Capital Humano

también te puede interesar