El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Si acepta outsourcing, 4T no habrá roto con el neoliberalismo: Muñoz Ledo

Por: El Universal

El outsourcing debe desaparecer en México, porque se trata de una práctica que sólo beneficia a las empresas y no al trabajador. Además, es una medida a través de la cual compañías evaden sus responsabilidades fiscales, afirma el diputado Porfirio Muñoz Ledo.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el legislador reta al Titular del Ejecutivo federal a tomar la decisión de desaparecer lo que es la subcontratación, pues, dice, se trata de la frontera entre el neoliberalismo y lo nuevo.

Si no se pasa esta prueba de fuego, considera, se entenderá, por la opinión nacional e internacional, que no se quiere acabar con el neoliberalismo.

El tema del outsourcing está detenido, el Ejecutivo y empresarios no llegan a un acuerdo, ¿ve posibilidades?

—Es una circunstancia de gran envergadura porque se trata, en el fondo, de saber si el gobierno actual está prolongando el neoliberalismo o tiene una intención seria de cortar con él.

Me parece impropio que el tema se trate como bilateral cuando es trilateral. Dicen que uno o dos dirigentes sindicales van a las reuniones, pero no el Congreso del Trabajo.

También lee: Posponen diputados, otra vez, aprobación de reforma sobre outsourcing

Jamás, que yo sepa, se han hecho negociaciones laborales con los dos factores de la producción y el gobierno.

Deben de salvarse los principios fundamentales que contiene la ley: primero, la subcontratación está prohibida, porque es una forma de simulación laboral. Casi la mitad del empleo en México se da por ese régimen llamado outsourcing.

El empleo en México se ha degradado por esta vía, hay una semi informalización de las relaciones del trabajo, que significa, en términos del Coneval, que hay empleo precario.

Es un empleo precario porque no está sujeto, escapa de las relaciones de trabajo contenidas en la Ley Federal del Trabajo, que son una relación subordinada y remunerada entre un trabajador y un patrón.

El gobierno, por primera vez, y esta es la parte más positiva, reunió en un documento los distintos aspectos de la relación.

Los salarios son realmente menores a lo que se dice que son. Por desgracia está subiendo, mes con mes, la cantidad de trabajadores subcontratados. Los fenómenos son evasión de impuestos y defraudación fiscal; evasión de cuotas del IMSS, calculada en 21 mil millones de pesos, así como evasión de cuotas de Infonavit.

Es competencia desleal que sí cumple con la ley. Lo aplicado en 2012 no funcionó porque el problema no se atacó de fondo.

[Hay] 200 mil personas subcontratadas por año, fundamentalmente en empresas de servicios. Necesitamos una reforma integral al Código Fiscal, a la Ley de ISR, del IVA. Claro, este asunto lo mueve fundamentalmente la Secretaría de Hacienda, pues hay una evasión tremenda.

¿Considera que debe desaparecer el outsourcing?

—Que desaparezca, yo pido que desaparezca constitucionalmente. Está prohibida toda simulación de las relaciones laborales en México, tales como el llamado outsourcing, subcontratación y otras figuras como los becarios, [así como] la extensión de más de un año de los contratos en prestación de servicios.

Se prohíbe toda simulación a los derechos laborales.

Aquí hay frontera entre el neoliberalismo y lo nuevo; si no pasa esta prueba de fuego, se entenderá, por la opinión nacional e internacional, que no quieren acabar con el neoliberalismo.

Desaparecer el outsourcing puede dejar en el desempleo a la gente...

—No, a nadie correrían, porque lo absorbería. La idea de que haya plazos no es deleznable.

Algunas medidas laborales se han establecido con plazos, pero no puede ser muy largo, no puede durar más de este sexenio. Los puntos son fomentar el trabajo transparente y permanente, así como formal, [además de] los beneficios sociales que eso representa para la población.

Está ligado al aumento del salario. Si no saben los empresarios que el aumento al salario es el fomento al consumo y por lo tanto el fomento al crecimiento económico e industrial, qué mal.

El tema de fondo es que han proliferado los sindicatos blancos, los sindicatos de protección patronal, eso es otra cosa.

¿Por qué cree que los empresarios quieren acaparar para ellos las ayudas en épocas de crisis?

—Todos los países ayudan, pero no a costa de los trabajadores.

Yo lo que pido es que haya negociaciones tripartitas, que el ciudadano Presidente de la República hable también con los trabajadores del país.

¿La eliminación del outsourcing puede llevar a empresas a irse del país?

— No, yo no conozco en otras partes del mundo un outsourcing como se hace aquí, ni siquiera en Estados Unidos.

Hay contratos de servicio especializados que permiten los sindicatos, no la Secretaría del Trabajo [y Previsión Social]. Es una relación obrero-patronal.

El tema no alcanza a entrar en este periodo ordinario en el Congreso.

—Me dicen que la semana que entra, pero lo van a empezar a aplazar. Si unos van a luchar de un lado, otros vamos a seguir luchando también.

[Decimos] no al outsourcing, es una extensión del neoliberalismo. Si el gobierno acepta el outsourcing, ya no podrá decir que la 4T ha roto con el neoliberalismo, porque va a formalizar cosas que son informales.

No debemos legalizar la esclavitud. Lo que pasa es forma oculta de esclavitud, no tienen derechos, están atrapados, viven en la precariedad, es un asalto a la razón, es el renacimiento del esclavismo en México, la nueva encomienda.

Es la restauración del esclavismo, y cuidado, que se nos puede aparecer el padre Hidalgo cualquier día.

Cuidado, pues esta es una decisión vital para definir a dónde va el país. /El Universal

también te puede interesar