El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Visita de Kamala Harris a México impulsará reforma laboral: OIT

Por: El Economista

La visita de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, a México es una buena señal de que las políticas laborales entre ambos países son tomadas en serio, dice en entrevista Pedro Américo Furtado, director de la Oficina de País de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para México y Cuba.

“No es casualidad que el Tratado entre México Estados Unidos y Canadá (T-MEC) retoma principios básicos de protección laboral como la negociación colectiva y la libertad sindical”, pues son temas que han preocupado a estos países. Y el viaje de la segunda al mando del gobierno de Joe Biden lo confirma.

Este martes, el funcionario participó en una reunión que Harris sostuvo con diferentes organizaciones del mundo laboral. El encuentro lo dejó optimista, pues si de por sí observaba una voluntad política en México de cumplir con las leyes laborales, a pesar de la “resistencia de ciertos actores”, los acuerdos logrados favorecerán la implementación. Para él, el T-MEC “es un catalizador de la reforma laboral”.

Está claro, dice, que México es el principal socio comercial de Estados Unidos. “Lo que ahora está en juego” es que esa posición geopolítica y económica se traduzca en empleo decente en ambos lados de la frontera. El país se encuentra en un “momento particular en el que, reconociendo la importante estructura productiva” con aquella nación, “poco a poco van a ir armonizándose esos elementos comerciales con los laborales”.

El T-MEC, un tratado 4.0 de última generación, como él lo llama, provee de mecanismos más cercanos y rápidos para que las personas trabajadoras, los sindicatos y los gobiernos ayuden a lograr esa armonización, sostiene. Y también la reforma laboral, asegura.

“Quizá ahora es difícil ver la trascendencia, la profundidad de la reforma laboral, que toca en elementos fundamentales y estructurales”, pero muy pronto podrá apreciarse, prevé. Se requiere de un tiempo de aprendizaje para usar los canales de denuncia del T-MEC o aprovechar las nuevas herramientas de las leyes laborales en México, dice.

No obstante, han empezado a ser utilizadas, por ejemplo, por las trabajadoras y los trabajadores de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato.

Trabajo infantil:

Una parte del T-MEC está enfocado a eliminar el trabajo infantil y forzoso. Por ello los 130 millones de dólares que el gobierno estadounidense aportará, adicionales a otros fondos que ya ha enviado al país, “seguramente serán asignados a iniciativas que promuevan la reforma laboral y la erradicación del trabajo de niñas, niños y adolescentes”, explicó. /// El Economista

también te puede interesar