El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Ofrecen a empresas nuevo régimen tributario para calcular ISR a pagar

Por: Arturo Rivero

Para las empresas morales –constituidas por personas físicas- con ingresos anuales de hasta 35 millones de pesos, se propone la creación de un régimen tributario que les permita calcular el ISR a pagar con base en el flujo de efectivo y les otorga el beneficio de poder depreciar sus inversiones con tasas de descuento mayores que las vigentes en el régimen general, destaca la Secretaría de Hacienda.

“Con este nuevo régimen, las empresas tendrán mayor liquidez e incentivos adicionales para fomentar la inversión y la creación de empleo”, destaca.

Explica que en el régimen propuesto, se permitirá que la acumulación de los ingresos y la deducción de los gastos se contabilicen fiscalmente en el momento en que efectivamente se perciban y se paguen; es decir, tributarán en el esquema de base en efectivo.

Lo anterior, dice, se apega a la realidad económica de este tipo de contribuyentes, sin que ello implique una reducción de la carga tributaria de las empresas que participen en el régimen, que mantiene la tasa de ISR empresarial en 30%.

“Los contribuyentes en este nuevo régimen dejarán de calcular las declaraciones provisionales mediante el uso del coeficiente de utilidad, el cual puede significar una carga importante tratándose de las micro y pequeñas empresas que, en muchos casos, presentan estacionalidad en su actividad económica”, señala.

Hacienda destaca que otra ventaja del esquema con base en el flujo de efectivo es que elimina el ajuste de componente inflacionario, el cual puede representar una importante presión mensual en el cumplimiento del pago de sus obligaciones.

“Tributar en el régimen de flujo efectivo tiene ventajas importantes para las pequeñas y medianas empresas, en particular, para aquellas que son proveedores de firmas grandes y que típicamente liquidan sus pagos en meses posteriores a la emisión de la factura que ampara la venta de bienes y servicios.

“Con el esquema de pago de impuestos en devengado, estas empresas estaban obligadas a pagar sus impuestos al momento de emitir sus facturas pese a que el pago por la venta de bienes y servicios lo reciben con posterioridad a la emisión de la factura correspondiente”, detalla.

 

también te puede interesar