El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mundo Laboral y RR.HH.

Insiste Trump en muro, ¿tendrá obreros?

Por: Redacción/El Pulso Laboral

El muro fronterizo que propone el Presidente Donald Trump enfrenta numerosos obstáculos. Uno de los más difíciles: construirlo sin trabajadores indocumentados.

La escasez de mano de obra ha dejado pocos trabajadores para construir viviendas y fábricas en la región, donde los salarios ya han aumentado y los proyectos retrasados. Ahora, el plan del Presidente para la "construcción inmediata de un muro fronterizo" obligará al Gobierno a encontrar albañiles legales para un proyecto que podría emplear a miles si no a decenas de miles de trabajadores.

Aproximadamente la mitad de los obreros de la construcción de Texas son indocumentados y, en todo el país, el 14 por ciento carece de autorización para trabajar en los Estados Unidos, según el Workers Defense Project, agrupación de Austin que defiende a los trabajadores indocumentados.

"Si va a levantar un muro con trabajadores legales en Texas, le va a resultar muy difícil", dijo Stan Marek, máximo ejecutivo de Marek Brothers, constructora comercial de Houston.

"Hay escasez real de mano de obra legal".

El muro, cuyo costo se ha calculado en 25 mil millones de dólares, se presenta como uno de los proyectos de obra pública más grandes de los Estados Unidos desde la construcción de la presa Hoover durante la Gran Depresión.

Trump, que ha prometido crear puestos de trabajo invirtiendo más de medio billón de dólares en grandes proyectos de infraestructura, se topará con obstáculos prácticos.

Si bien muchos consideran que la frontera no es más que desierto, la zona de casi de 3 mil 200 kilómetros comprende dunas, arroyos y montañas escarpadas. Podría ser necesario construir caminos y plantas de hormigón temporales para llegar a las áreas más desoladas.

"Los contratistas en general en todo el país dicen que es difícil conseguir trabajadores", dijo Ken Simonson, economista jefe de The Associated General Contractors of America.

"Conseguir obreros que estén aprobados para trabajar en proyectos gubernamentales y luego llevarlos a esos lugares, que están a bastante distancia, serían algunos de los muchos obstáculos para lograr hacer esto".

Las compañías podrían tener gran interés en la obra del muro, tanto por las ganancias como por la proximidad al Presidente, y siempre es posible encontrar trabajadores si se les paga lo suficiente.

El salario promedio por hora en la construcción está en 28.42 dólares, un 3 por ciento más que el año anterior -el mayor aumento anual desde 2009, según The Associated General Contractors-.

Los salarios de los trabajadores indocumentados en general son más bajos, señaló Simonson, pero no dio una cifra específica.

La industria de la construcción de la región ya enfrenta una fuerte competencia con los productores de petróleo y gas que pueden pagar remuneraciones mucho más altas que los empleos de obras.

La escasez es tan aguda que los subcontratistas ya están utilizando medios no convencionales para encontrar trabajadores. La Asociación de Subcontratistas del Centro de Texas se asociará con la agrupación sin fines de lucro Goodwill Industries para dar capacitación.

Astro Sheet Metal, de Irving, Texas, ha renunciado a contratar trabajadores experimentados y en cambio prevé capacitar trabajadores de cero.

A nivel nacional, dos tercios de las constructoras tienen dificultades para encontrar trabajadores, según una encuesta de agosto realizada por The Associated General Contractors.

En Texas, con casi 2 mil kilómetros de frontera, el 67 por ciento de las constructoras tuvieron problemas para encontrar trabajadores de hormigón y el 63 por ciento no encontró suficientes albañiles de cemento, concluyó la agrupación.

Fuente: Bloomberg

también te puede interesar