El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Seguridad Social

Brókeres ven signos de desaceleración en crédito hipotecario.

Por: El Economista

Entre enero y mayo de este año, los integrantes de la Asociación de Brokers Hipotecarios (ABH) colocaron un monto de 48,404 millones de pesos en créditos para adquisición de vivienda, es decir 4.5% más respecto a la cantidad del mismo periodo del año pasado.

Para Jorge Alcántara, director general de la asociación que reúne a más de 5,400 asociados, si bien el crecimiento es menor al de años anteriores, el aumento se da en un contexto de aumentos de tasas referenciales, reducciones en las expectativas de crecimiento de la economía y hasta alzas en las tasas de interés hipotecarias.

“Bajo este contexto, 4.5% de crecimiento es un buen crecimiento, y por otro lado, hay también que considerar que en otros años hubo crecimientos importantes, muy en particular, el año pasado tuvimos un crecimiento de 40% a 44% en el monto colocado, y mantener crecimientos grandes en varios años es complicado”, puntualizó el directivo.

Según datos de la Asociación, de enero a mayo del año, sus integrantes en su conjunto colocaron 21,964 hipotecas, es decir, 3.4% menos respecto al mismo periodo del 2021.

Para Alcántara, si bien, el número de créditos colocados tiene un menor ritmo que el monto colocado, esto se debe al mayor ticket promedio de préstamo para la compra de una vivienda en el país, pues de 1.7 millones en el 2018, actualmente es de 2.2 millones de pesos.

El directivo de la ABH destacó que, pese al contexto actual, se puede considerar un buen momento para el crédito hipotecario, ya que se presta a mejores perfiles, lo que mitiga riesgos y se evita caer en morosidad.

Para este año, la ABH espera cerrar con un crecimiento en el monto colocado de doble dígito.

Lo que ellos toman en cuenta

Alcántara explicó que si bien factores como la tasa de interés, la inflación y crecimiento de la economía son relevantes a nivel macro y de la industria, las personas que ya tomaron la decisión de comprar una vivienda toman más en cuenta su situación personal, en especial, la certeza sobre sus ingresos a largo plazo.

“Una persona debe tomar la decisión en función de su solidez financiera, que te permita hacer frente a un compromiso a largo plazo, de manera responsable”, detalló.

Por ello, el especialista recomendó enfocar el tipo de vivienda a los ingresos y costo de vida que se prevé, no sólo tomando en cuenta el costo del financiamiento, pues cada institución buscará estrategias diferentes ya sea atendiendo la tasa de interés, reduciendo comisiones o con un menos Costo Anual Total.

“Lo que sí es un hecho es que los bancos siguen actuando de manera responsable, no está sucediendo algo como pasó hace 20 años, cuando de manera irresponsable se daban créditos, hoy día eso no está pasando”, acotó Alcántara.

Antes de solicitar un crédito hipotecario, el especialista recomienda:

Contar con “buen” historial crediticio.
Ahorro para el enganche.
Encontrar un crédito a la medida de la vivienda que se necesite.
Además de la tasa de interés, considerar el Costo Anual Total.
Revisar costo de seguros y comisiones.
La vivienda nueva a la baja, la usada gana terreno

Para el negocio de los brókeres hipotecarios es importante el dinamismo en el mercado de la vivienda, el cual, ante una menor producción de unidades nuevas echa mano del segmento de casas usadas para atender a los compradores, explicó el representante de la ABH.

“En términos de vivienda nueva sí hubo una desaceleración en la oferta, de vivienda usada hay mucho inventario”, detalló.

Acotó que ya era una tendencia; sin embargo, a partir de la pandemia los brókeres se enfocaron más en el segmento de vivienda media, residencial y residencial-plus, que son las más demandas actualmente. /// El Economista

también te puede interesar