El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Sindicatos

Cada vez hay menos trabajadores afiliados a un sindicato en México

Por: El Financiero

El Día Internacional del Trabajo es tradicionalmente una fecha en la que las centrales obreras de diversas ideologías salen a las calles a proclamar su lucha social y la defensa de los derechos laborales y la contratación colectiva, sin embargo, en México cada vez menos trabajadores pueden sumarse a esa “fiesta” del sindicalismo.

En el país cada vez hay menos trabajadores afiliados a un sindicato, de acuerdo con las cifras más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los datos muestran que en 2010 había 30.1 millones de trabajadores subordinados remunerados, de los cuales, 4.3 millones reportaron estar afiliados a un sindicato, es decir, 14.5 por ciento de los trabajadores estaban en un sindicato.

Sin embargo, una década después, aumentaron los trabajadores subordinados remunerados, pero el número de sindicalizados casi no incrementó.

Los datos indican que en 2020 los trabajadores subordinadosremunerados subieron a 37.9 millones de personas, de los cuales, 4.7 reportaron estar afiliados a una central obrera, lo que representó 12.4 por ciento.

Lo anterior significa que la tasa de sindicalización en México pasó de 14.5 por ciento en 2010 a 12.4 por ciento en 2020.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo, en 2020 poco más de 2.2 millones de trabajadores se vieron beneficiados por revisiones salariales y contractuales negociadas, principalmente, por sindicatos de cuatro centrales obreras.

Las cuatro principales centrales obreras en México son: la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM) y Unión Nacional de Trabajadores (UNT).

Es de mencionar que la cantidad de trabajadores beneficiados por las revisiones contractuales apenas representa alrededor de 6 por ciento de los 37.9 millones de personas subordinadas remuneradas.

Al inicio del sexenio, Luisa María Alcalde, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), declaró en diversas ocasiones que en este gobierno la negociación colectiva entre empresas y sindicatos recobraría fuerza, ya que “la negociación es el corazón de las relaciones de trabajo”.

En México, los trabajadores de la educación son los que representan la membresía sindical por ocupación más importante, de hecho, en este sector se encuentra ubicado elSindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), considerado el sindicato más grande, no sólo de México, sino de América Latina.

Los trabajadores ocupados en procesos de fabricación industrial y manufacturas son la segunda membresía más sindicalizada después de los trabajadores de la educación, y en tercer sitio se encuentran trabajadores en actividades administrativas, en este último rubro ocupacional se ubica la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE). /El Financiero

 

 

 

también te puede interesar