El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Sindicatos

Reabrir Sombrerete y pagar salarios caídos, exige Gómez Urrutia tras fallo de la Corte

Por: La Jornada

El senador Napoleón Gómez Urrutia (Morena) celebró la “resolución trascendente”de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que de manera unánime “restituyó el derecho constitucional a la huelga de los mineros de Sombrerete, Zacatecas, y de todos los trabajadores.

“Es una victoria contra Grupo México y Germán Larrea, que en los casi 14 años que lleva la huelga ha acudido a todo tipo de maniobras para romper el movimiento, con el apoyo de los gobiernos de PRI y PAN”, señaló el también presidente del Sindicato Minero.

Dejó claro que con base en ese fallo, exigirá que se reabra el yacimiento de Sombrerete y se regresen sus empleos y salarios a los obreros que han resistido pese a todo.

Gómez Urrutia expuso que la huelga en la Mina de San Martín la iniciaron los trabajadores afiliados a la sección 201, en julio de 2007, al mismo tiempo que en Cananea y Taxco, en plena campaña de Grupo México y el gobierno de Felipe Calderón en su contra.

Explicó que fue declarada inexistente dos veces, 2007 y 2008, a petición de Larrea, por lo que el Sindicato Minero interpuso diversos amparos en contra que logró ganar, lo que llevó al dueño de Grupo México a demandar la titularidad del contrato colectivo mediante un membrete y pese al estado de huelga.

Perdió el recuento, dijo, pero respaldado por el gobierno en turno, en 2013 Larrea volvió a demandar la titularidad del contrato por medio de un organismo de los gremios patronales de Monterrey. Para ello, “tuvo que recurrir a las argucias legaloides más espectaculares de la historia, promoviendo una demanda de más de 200 obreros, en los que incluyó a más de 30 muertos.

Sin embargo, agregó, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje le concedió un laudo a favor contra el que se amparó el Sindicato Minero y ayer obtuvo el fallo favorable de la Suprema Corte, al suspender la solicitud de titularidad mientras dure la huelga.

Se ponen a salvo la titularidad del contrato colectivo y los salarios caídos en los 14 años de paro de labores y la huelga, destacó. “Es una resolución para los mineros de Sombrerete, pero se aplica a todos los trabajadores de México; significa que el derecho a la huelga es único y exclusivo de los trabajadores, no de las empresas ni de los gobiernos”.

Se trata, insistió, del último recurso que tienen los obreros para defenderse de los abusos y la explotación de las empresas, y la Suprema Corte lo reivindicó ayer. Una decisión como esa, dijo, regresa la confianza en el Poder Judicial y demuestra que hay jueces dignos, probos, a los que los poderosos empresarios mineros como Larrea no pueden comprar. /// La Jornada

también te puede interesar