El Pulso Laboral

Lunes 25 mayo 2015

02:30 pm

Mercado Laboral

Mientras no haya buenos salarios no habrá paz laboral: Napo

Por: Redacción/El Pulso Laboral

La demanda de salario que exige el Sindicato Minero, que encabeza Napoleón Gómez Urrutia, a las empresas Siderúrgica del Golfo y Sistemas Estructurales y Construcciones representa un gasto mensual de 5,000 millones de pesos, por todo un año, “por lo que anunciar el cierre puede ser una provocación, es mentira que vayan a cerrar”.

Así lo expresó en conferencia de prensa, el dirigente sindical, quien afirmó que defenderá los derechos de los trabajadores, pues mientras “no haya buenos salarios no habrá paz laboral en el país”.

Luego de 18 días de que se mantiene el paro en las empresas, y tras la intervención de la secretaria de Trabajo y Previsión Social (STPS) el dirigente sindical sostuvo que las ganancias de las compañías permiten tener un incremento salarial.

Añadió que la producción de las empresas siderúrgicas en Tamaulipas aumentó en un 30% y hay 400 familias de trabajadores piden un aumento cuyo costo es de 5 millones de pesos para todo el año.

Además de lo que exigieron los trabajadores de la maquila en Matamoros, Tamaulipas, el dirigente sindical expuso que están demandando 20% de aumento salarial, los 32,000 pesos, más un bono que los trabajadores recibieron, además de su derecho a reparto de utilidades de 16,000 pesos que recibieron el año pasado. “las demandas de los trabajadores son justas y equilibradas”.

Recalcó que estas empresas del ramo siderúrgico no se han cerrado, “seguimos en conversaciones con ellos. De hecho anoche estuvimos reunidos en la oficina de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, y aunque no logramos un acuerdo definitivo se avanzó en algunos puntos importantes de las demandas de los trabajadores respecto a este conflicto, por el cual la empresa ha parado por 23 días”.

Pese a que dijo “buscar la reconciliación”, afirmó que no puede haber paz laboral, sin haber paz salarial en el país. Tiene que haber un equilibrio, esto no es responsabilidad de un solo sector”.

Dijo que si llegaran a cerrar de manera definitiva esas empresas en paro, es porque “no entendieron los cambios que se requieren en el país. De no sumarse al proyecto de nación del presidente López Obrador, será una gran responsabilidad de estas empresas.

Lo que no se vale es que maneje y manipulen ellos, de una manera amarillista y tendenciosa, que ya se cerraron; eso sí, están en paro, pero no hay notificaciones oficiales hacia el sindicato o a mí en lo personal, porque además tienen que justificar cualquier cierre”.

En tanto se resuelve el conflicto, dijo que se mantienen en pláticas y esperan que las empresas “no estiren la liga” demasiado llevando el conflicto a un cierre definitivo./EL Economista 

 

también te puede interesar